Construir una buena reputación en internet puede tomar años de esfuerzo por parte de una empresa, aunado a la inversión económica que esto implica, y sin embargo, una simple acción de una persona es suficiente para mandar todo esto a la basura.

Hace unos días circuló el polémico caso donde el CEO del “Restaurante La Gorda”, Daniel Gutiérrez Rodríguez, pateó y arrojó un vaso de café al automóvil de una mujer con la que había chocado.

Sin embargo, ella grabó toda esta agresión hacia su vehículo, así como el momento cuando el CEO se da a la fuga.

Como resultado, además de bautizarlo como #LordCafe, las redes sociales viralizaron el evento, lo que además de revelar la identidad del individuo y su rango dentro de la empresa, resultando como un golpe duro a la reputación del Restaurante La Gorda, debido a que el caso llegó hasta la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

A pesar de que el CEO se disculpó mediante una carta con Sofía, la mujer afectada por sus agresiones, y aceptó recibir ayuda profesional para evitar repetir este tipo de incidentes, el daño ya estaba hecho.

Para cuidar que todo el trabajo de tu marca no se venga abajo por las acciones de un miembro de tu empresa, debes tener en cuenta 3 puntos principales.

Código de conducta

Un código de conducta es un instrumento de gestión de organizaciones que establece reglas específicas para perfilar las prácticas y comportamientos específicos que deben ser alentados o prohibidos en una organización o individuo en base a su declaración de valores, principios y creencias.

Es un documento redactado voluntariamente por una empresa en el que se exponen una serie de principios que se compromete unilateralmente a seguir.

No debe confundirse el término de código de conducta con los términos de código ético, código de buen gobierno o responsabilidad social corporativa ya que con frecuencia se utilizan erróneamente cuando se habla sobre los códigos de conducta.

La estructura básica de un código de conducta es la siguiente:

  • Mensaje del Presidente del Consejo de Administración o del Consejero Delegado.
  • Motivos por los que se ha redactado el código y sus objetivos
  • Misión, visión, valores, principios y creencias de la empresa.
  • Limitaciones del código.
  • Que incluye y que no incluye.
  • Quienes han de seguirlo.
  • Derechos de los empleados, clientes, proveedores y otros grupos de interés, y normas de comportamiento que han de seguirse en el trato con los mismos.
  • Normas a seguir en caso de participación en política.
  • Tratamiento de activos, propiedad intelectual, etc. de la compaña.
  • Mecanismos de seguimiento y monitoreo continuos. Sistemáticas para verificar su cumplimiento.
  • Determinar las responsabilidades y consecuencias de las violaciones del código.
  • Sección de preguntas frecuentes con sus respuestas.
  • Qué hacer en caso de duda.

Los principales beneficios de los códigos de conducta son:

  • Evita ambigüedades propias de la ética.
  • Genera confianza y credibilidad sobre relaciones con proveedores, clientes, empleados, accionistas y otros grupos.
  • Genera autorregulación donde no hay regulación.
  • Atrae a buenos clientes, proveedores, empleados, distribuidores, etc.
  • Mejora la reputación empresarial.
  • Satisfacción del personal

Relaciones Públicas

Las Relaciones Públicas son el esfuerzo planeado para influenciar la opinión mediante el buen carácter y la ejecución responsable, basados en una comunicación de dos direcciones mutuamente satisfactorias.

Son una herramienta más de la comunicación empresarial, y su importancia las coloca como una función imperativa dentro del entorno corporativo.

Constituyen una de las funciones más importantes para que la empresa pueda lograr sus objetivos y afianzar su imagen de marca. Se destacan algunas funciones concretas:

  • Mantener una imagen óptima y favorable de la empresa.
  • Gestionar e implementar eventos, congresos, conferencias, seminarios, entre otros.
  • Mantener buenas prácticas laborales dentro y fuera de la empresa.
  • Están involucradas en el envío y recepción de información de las actividades que desarrolla la compañía.
  • Creación de canales de comunicación para favorecer el contacto directo con el público o el cliente ideal al que se dirigen.

Las Relaciones Públicas existen para impulsar la buena voluntad de los diversos públicos de la marca, con el propósito de que esto beneficie a la empresa a obtener sus metas corporativas.

Branding

El Branding es el proceso mediante el cual se construye una marca, el cual comprende el desarrollo y mantenimiento de un conjunto de atributos y valores inherentes a la marca por los cuales esta será identificada por el audiencia, así como el público en general.

Su importancia es tan grande, que se ha consolidado como un elemento necesario para cualquier empresa, ya que es una manera para consolidar la marca, y conseguir prestigio y reconocimiento, especialmente en las plataformas de comunicación digital.

Por esta razón, cada paso que da la empresa hasta convertirse en una marca reconocida por sus clientes debe analizarse y seguir una estrategia previa.

El objetivo de la estrategia de marca es extraer información crítica de 4 aspectos primordiales:

  • El Núcleo de tu negocio
  • Clientes
  • Competencia
  • Contexto

Estos cuatro factores definen el territorio de oportunidad para los conceptos en los que nuestros expertos creativos diseñan la estrategia que dará la identidad correcta a tu marca.

En Certerus somos una extensión de tu equipo de branding, que brinda estrategias, experiencia y ejecución a las áreas necesaria para construir y procurar la reputación de tu marca en línea.

¿Estás interesado en impulsar el reconocimiento de tu marca aprovechando las estrategias correctas de branding para tu negocio?

Habla con nosotros!

Haz click en cualquiera de nuestros canales.

Te responderemos en unos minutos.

Contáctanos por WhatsApp

Contáctanos por Facebook Messenger

Apoyamos los Negocios Libres: Conoce las Soluciones de Certerus para Impulsar tu Marca Ante la Contingencia VER MÁS