Gracias al impacto que han tenido las redes sociales, así como su accesibilidad, se tiene la creencia de que es el único recurso necesario para poder establecer un comercio funcional en línea.

Desde su incepción, las redes sociales han cambiado radicalmente la manera en que los seres humanos nos relacionamos unos con otros.

Esto inmediatamente llamó la atención de las marcas, quienes aprendieron a utilizar estas plataformas para conectarse directamente con sus clientes actuales y potenciales.

A partir de este momento, las redes sociales dejaron de ser simplemente plataformas para estar en contacto con nuestros amigos y familiares, para pasar a consolidarse como verdaderas aliados de las empresas tanto para humanizarse, así como alcanzar sus objetivos de venta.

Sin embargo, el marketing en redes sociales se ha percibido erroneamente como la verdad absoluta y exclusiva de todas las estrategias digitales, debido a que al ver cómo los usuarios interactúan con las publicaciones y notar cómo incrementan los «me gusta» de una Fan Page, es sencillo confundir estas métricas con el objetivo final, el cual es generar nuevas oportunidades de negocio.

El Marketing Digital es una estrategia que se vale de distintos medios y recursos para transmitir el mensaje de una marca a su audiencia actual y potencial, así como crear oportunidades reales de negocios en línea.

Sin embargo, uno de los errores más comunes que cometen muchas empresas, sin importar su años en el mercado o tamaño, es invertir demasiado esfuerzo en un único canal esperando que este genere un retorno de inversión de la misma magnitud.

Lamentablemente, en un ambiente donde los algoritmos de estas plataformas cambian constantemente, lo que provoca un bajo alcance orgánico de las publicaciones, provocan que las acciones en Social Media, por sí solas, no logran estar a la altura de las expectativas de los usuarios.

La realidad es que enfocarse exclusivamente en este canal no trae los mejores resultados para las empresas, esto se debe a que las redes sociales son solo una parte de una estrategia digital.

El Marketing Digital, se compone de otros elementos para conquistar a las personas, los cuales son:

  • Marketing en Redes Sociales
  • Marketing de Contenidos
  • Email Marketing
  • SEO
  • SEM
  • Video Marketing
  • Marketing Local
  • Mobile Marketing
  • Marketing Conversacional
  • Marketing de Afiliados

Como podrás observar, las redes sociales son solo una parte de la estrategia, cuyo papel es el de distribuir los contenidos de una marca, humanizarla y aumentar el engagement o interacción de una audiencia.

Entonces, al enfocarte exclusivamente todos tus esfuerzos en las redes sociales, puedes perder la oportunidad de interactuar con usuarios que no están en este canal, así como descuidar a tus clientes actuales por la ausencia de flujos de nutrición.

Esto por esto que lo ideal es diversificar tu operación en distintos canales para obtener mejores resultados con tu estrategia digital.

Las estrategias de Social Media deben trabajar en conjunto con el resto de los recursos disponibles, especialmente con el Marketing de Contenidos, para sacar el máximo provecho.

Integra tus redes sociales con el resto de la estrategia

Antes de crear el perfil de tu empresa en cualquier plataforma social, también es importante que tengas tu sitio web oficial, diseñes flujos de nutrición de Email Marketing, compartas contenidos de valor en tu blog optimizados para SEO o lances campañas en la red de Display de Google, entre otros.

Diseñar una estrategia integral y completa de Marketing Digital te permite contrastar resultados, optimizar acciones y mejorar tus conversiones.

Las redes sociales no te dan una base de operaciones

Si bien, las redes sociales son excelentes para establecer un canal de comunicación directa con tu audiencia y poderles transmitirles el espíritu de tu marca para despertar el interés en tus usuarios al punto de que quieran saber más sobre tus productos o tu empresa, difícilmente podrán encontrar esta información entre todas las publicaciones de redes sociales que realizas.

Para combatir esto, es importante contar con un sitio web organizado y funcional te permita optimizar algunos procesos, como puede ser el incluir herramientas tales como chatbots y mecanismos de pago de forma automatizada las 24 horas los 7 días de la semana, aspecto que las redes sociales no permiten.

De igual forma, al contar con un blog, podrás crear contenidos para todas las etapas del embudo de ventas que te permitirán educar y fidelizar a tus leads para, en un futuro, cerrar una venta.

Además, contar con un sitio web bien estructurado y diversificado es una manera de generar autoridad de manera permanente en Internet.

Los algoritmos de los buscadores, por ejemplo, suelen revisar con mayor frecuencia los dominios más fuertes, indexando un número más expresivo de sus páginas, lo que impulsa bastante la generación de tráfico web.

Retener la propiedad de tu contenido

Una de las cuestiones de invertir demasiados recursos en el manejo de redes sociales es que, al momento que  publicas tu contenido en estas redes te deja de pertenecer, y pasa a ser propiedad de la plataforma que utilices, quienes pueden reutilizarlo sin tu autorización.

Adicionalmente, si buscas obtener resultados en las redes sociales, ya sea una mayor visibilidad o más interacciones, es muy limitado si solo publicas contenido de forma orgánica, ya que sin una inversión, tu mensaje solo llegarán a un pequeño segmento de tus seguidores.

En los últimos años las redes sociales más populares han restringido bastante el alcance orgánico de las publicaciones, forzando a las empresas a promocionarlos con anuncios.

Este fenómeno no ocurre en otros recursos digitales como los blogs , donde el tráfico que obtienes es orgánico y calificado, que además podrás monitorear las búsquedas que hacen los usuarios en Google para saber que contenidos debes generar para conseguirlo.

Contar con una presencia sólida en otros canales mejora la experiencia de usuario

Si un usuario está interesado en cualquier producto, su primer instinto es buscar información relacionada en Google para conocer más.

Lo que normalmente esperan ver es una página web que contenga toda la información relacionada como los materiales de fabricación, las funcionalidades, videos e imágenes demostrativas o las políticas de envío.

Si en lugar de eso se encuentran con un post de Facebook, seguramente no solucionarán todas sus dudas y es poco probable que sigan motivados a buscar más información, abandonando la compra antes de siquiera iniciarla.

Por esta razón, contar con un sitio web puedes incluir contenidos con múltiples formatos (blog, manuales, videos, podcasts, testimonios de tus clientes, etc.) para estar más cerca de cerrar una venta.

Como puedes observar, las redes sociales por sí mismas, no son suficientes para traer los resultados que exigen las empresas.

Para sacarles el mayor provecho, es importante incluir las redes sociales como parte de una estrategia integral y efectiva de Marketing Digital, que incluya otros enfoques como el SEO, el SEM, el Email Marketing y, por supuesto, el Marketing de Contenidos.

En términos prácticos, el Marketing de Contenidos incorpora todas las estrategias digitales para organizar la creación y publicación de contenidos, con miras a unos objetivos específicos que previamente se han trazado.

En Certerus creemos que la respuesta está en una colaboración más profunda, una narración poderosa y un rigor analítico, combinados con la metodología ágil necesaria para unirlo todo.

Permitenos ser tu socio de confianza para impulsar el reconocimiento de tu marca aprovechando las estrategias correctas de marketing digital para tu negocio.

Habla con nosotros!

Haz click en cualquiera de nuestros canales.

Te responderemos en unos minutos.

Contáctanos por WhatsApp

Contáctanos por Facebook Messenger

Apoyamos los Negocios Libres: Conoce las Soluciones de Certerus para Impulsar tu Marca Ante la Contingencia VER MÁS